La neurología avanza hacia la telemedicina en afecciones como el ictus


Los conocimientos en telemedicina se han convertido en uno de los principales retos de la e-salud. La Sociedad Española de Neurología, en su apuesta por la formación continuada, ofrece un curso especializado en nuevas tecnologías dentro del marco de la LXX Reunión Anual celebrada en Sevilla del 20 al 24 de noviembre.

Doctor en  monitorLas posibilidades asistenciales que ofrecen las técnicas basadas en la telemedicina, los sistemas de evaluación del movimiento y machine learning, ocupan el tema central de esta sesión de expertos donde se han presentado las últimas apps y programas implantados, como es el Tele-Ictus o los sistemas Xsens y Kinesia One. “Se trata de adaptar la neurología a los tiempos que corren. Y para ello es imprescindible adquirir los conocimientos aplicados en telemedicina y sistemas de información para la teleasistencia y atención remota”, asevera Esther Cubo, neuróloga del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Burgos.

Por tanto, conocer las diferentes aplicaciones asistenciales y educacionales de la telemedicina en las enfermedades neurológicas se ha convertido no sólo en una prioridad, sino, en muchos casos, en una necesidad. “La prestación de servicios a distancia o telemedicina consiste en implantar las tecnologías de la información y las comunicaciones al entorno sanitario. Esto resulta fundamental en países en desarrollo donde el paciente tiene dificultades de acceso al neurólogo”, sostiene, y añade entre las posibles aplicaciones la teleconsulta, la monitorización remota, las sesiones médicas o la tele-educación, cuestiones esenciales para abordar la medicina del futuro.

En cuanto a los ámbitos de prestación, la experta del Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Burgos apunta su utilización en el ictus, las crisis humanitarias o los trastornos del movimiento. “El Plan Piloto de Teleictus en Galicia (2011-2015) nos ha permitido extraer unos resultados similares a través de la teleasistencia. De manera que estas nuevas tecnologías presentan una serie de ventajas como son adelantar la fibrinólisis o cribar la terapia endovascular”.

Fuente: www.immedicohospitalario.es

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *